At dawn

Sunrise

Vale. No llegué a subir al cráter.  Mareos, náuseas, dolor de cabeza, cansancio, aguejetas, falta de O2…, si, si, para los excépticos, el “Mal de altura” existe. Y mientras pensaba: “Nunca he subido una montaña, creo que no he hecho alpinismo en mi vida y si lo he hecho no era consciente, tengo miedo a los insectos con más de dos colores, pero a ver si ni si quiera me gusta el campo, anda haz el favor, da la vuelta y súbete de nuevo al autobus antes de… ” Se fue.

Me fuí con Bjorn, un sueco que he conocido en la residencia, y su idea de pasar una noche en la montaña me entusiasmó. Quería ver de cerca ese monte nevado que tantas veces había visto en postales. Pelado sí, más roca que otra cosa, es lo que tiene el verano.

Andamos, anduvimos, anduvieron, y sobretodo Bear anduvo, lo mío era un contínuo: “Rest, please” para descansar, y así durante 6 horas. Yo ya estaba hecho polvo al principio, no tardaría mucho en caer. Pero resistí. De las cinco estaciones o paradas yo me quedé en la octava, Fuji-sanseacabó.

Al día siguiente, para decepción de todos aquellos que subimos con la idea de ver el más maravilloso de los amaneceres, pasó lo inesperado, uyy niebla, que mala pata. Y yo en mi futón, calentito, a mi plín. Lo mejor de todo, el descenso.

Esta foto me la tomé durante un “Rest, please, Bear please”, cómo veis el amanecer es producto de Photoshop, para los que nos habiamos quedado con las ganas…

Sigo vivo, sin rasguños pero de insolación, rojiito.

Anuncios

6 comentarios

  1. Buenoooo… pero estás bien? ¿Estás vivo?
    ¡ Gambatte! 🙂

  2. Yo te creo lo del mal de altura…que horror…bueno, al menos lo intentaste y casi lo conseguiste! Está genial! Por cierto…eso que asoma en la foto es el cuello de una camisa? Poco montañero nooo?, jejeje 🙂

  3. Jajajajaj. Ayer mismo vi un episodio de Shin-Chan en el que sube con su padre al Monte Fuji, ¡Igual que tu!!!!Aunque con una pequeña diferencia: que consiguen subir, jejejej. En ese momento me acorde de tu aventura montañera.

  4. ¿Le llamas “Bear” a “Björn”? ¡Qué cachondo! Ánimo e inténtalo otroa vez que seguro que te gusta. La naturaleza es lo que tiene como dice ese anuncio de zumos…

  5. Jope, qué envidia, debe ser precioso estar ahí… Yo querooooooo… Aunque con lo flojeras que soy, me quedaba a pie de montaña, jejejeje 😉

  6. Bueno, gracias por pasarte por mi humilde blog.

    Como dije, nos quedamos a 100 metros de la cima. Más que nada porque se había formado una cola que subía superlento y porque tanto mi primo como yo presentábamos signos de hipotermia.
    Que no… Que no me flipo! Temblábamos sin control…
    La verdad es que se juntaron muchas cosas que nos jodieron como lluvia, viento, ser de noche, no ir preparados… pero bueno, me considero un buen deportista pues corro a diario y he hecho marchas de 80 km y aún así “noté” el mal de altura al que te refieres. Al empezar la odisea me partía la caja con los japoneses que llevaban oxígeno… a los 3500 ellos se la partían conmigo.
    Espero poder volverlo a repetir… pero me compraré un anorak y un impermeable.
    Simpático blog 🙂


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s