Doubt

Button

Sí. Y es que ya van tres, no, que va!, más, bueno he perdido ya la cuenta … ¿Qué les pasa a los nipobotones que se me caen toditos? Fue comprar lo “poco” que me he traído de allí a aquí y empezar a caérsemelos de forma gradual… Ahora que me vienen a la cabeza todas aquellas barbáries de colada que hice en Japón, la teoría del encoge está ahí; aunque peor sería si yo no hiciera otra cosa que enrollizarme. No, eso no se piensa, mejor decir que es que allí son menuditos…

Primero se deshilachan, los hilos se enredan en el iPod, tiro de él, sin quererlo, pero tiro, la música me emociona, y acabo cortando el hilo, así porque sí, con nosequé. Se caen. Qué grave (insoportable) es la gravedad del ser…

Bueno ahora que hacer punto por doquier está de moda “eres fashion si coses” me llevo los pantalones, cinturones, camisetas y demás fondo de armario pa’ entretenerme mientras voy a l matadero la escuela de diseño. Por cierto que hoy he tenido mi primer examen. No quiero pensar; sólo quiero respirar, tomar aire y seguir, que mañana hay más… ¿Dónde está ese botón rojo que pone “Don’t touch”?

Quiero escapar…

Ánimo (sabes dibujar) 

-¿lo qué?…

Anuncios

Toilette

WC

Retrete en sepia

Y yo digo una cosa. Bueno que antes de decir nada, “este post puede dañar la sensibilidad de más de uno” por favor estira de la cadena, SIEMPRE. O en su defecto déjate (lo), que siempre habrá algo que los japoneses ahorren, por ejemplo movimientos, cómo es el caso del GRAN descubrimiento en inodoros, Washlet de Toto S.L. y sí, Totó como el perro de Dorothy (sigue el camino de baldosas amarillas, de Porcelanosa Baños, Isabel) Todo lo que creías saber del mundo del WC (WorldWC) ha pasado a otro nivel, inferior por supuesto, porque ahora lo que se lleva es el “chorrito“… Y lo mejor de todo, TÚ eres quién lo maneja…(tantos años a la sombra del viento)

(bueno pero que asco, ahora sí que dejo de leer, Dios que asquito, ayy cuándo las ideas escasean tete…) Correcto

Desde que llegué a Japón me llamaron la atención estos artilugios como “armas de desinfección masiva” o eso dicen. Te digo ya que no, que no lo he probado, y ni lo haré, simplemente porque entre otras cosas (todavía no se han encontrado pruebas de que existan) Y es que aunque no me guste, reconozco que es muy famoso, que cualquiera te pregunta “oye, que, ¿ya lo has probado?, es una pasada, un subidón, un, un...” ¿una mierda?, “mira la foto que le he hecho” Uyy míralo (tete déjalo, ¿vale?) La vida moderna

Si la Wikipedia se ha hecho eco de eso, yo también estoy en mi derecho (para más escatoinfo visite): http://es.wikipedia.org/wiki/Inodoros_en_Jap%C3%B3n

Bueno hoy he estado en Asakusa con su templo y pagoda, su incienso (gadget que próximamente Toto lanzará) y su purificación; ahh y la mayor colonia de Españoles que me he encontrado hasta ahora, no está mal. Por cierto, para intentar solucionar lo del post de hoy, decir que me he topado con otro de los artilugios en un Café nipón y no he podido remediar toquitearlo… Aunque, también, hay otro aparato del “servicio” que no deja de llamarme poderosamente la atención, chan-chan: el secador de manos (uy tete, yo juraría que eso ya existe) Correcto, pero no es igual, no no; resulta que este funciona, éste seca de verdad… ¿Quién no está harto de lavarse las manos? (no, eso es necesario, y créeme, higiénico) ¿Quién no está harto de “secarse” las manos, de intentar secárselas debajo del radiador? “a veces encendiéndose al deslizar tus manos sobre la rejilla mágicamente; a veces apretando ese botón naranja que no está sucio, tú te lo imaginas (que no lo ha tocado nadie, nadie más, sólo tú) Yáá!

Éste que yo digo funciona: colocas tus manos en medio de dos paredes de aire caliente y te seca casi instantáneamente las gotas ¿qué significa “tantáneo”? (Que rápido se disocia)

Pon un J-WC en tu vida