Jet Lag

Return

Sano, salvo, con maletas, ¿qué más se puede pedir?

Pues sí, se puede pedir más espacio entre los asientos, que los patilargos también semos personas y no estamos para hacer contorsionismos. Sin grandes pretensiones con el viaje, la vuelta al mundo real, mi mundo, me ha bajado los pies a la tierra, y por qué no me ha sorprendido por momentos. Y es que Japón me ha malacostumbrado, lo sé, pero era todo tan recto, tan ordenadito, tan cosmopolita… Valencia también tiene mucho glamour, a ver, pero no es lo mismo… Lo mejor ha sido el reencuentro con mi gente, bueno más bien el reencuentro paulatino que voy teniendo con ellos.

Me adapto

Wake up!

Sushi

…pues bien esto se acaba. Espero que todo vaya bien mañana, y no llegar tarde, y no… Todo tiene un final, hasta los sueños, por largos y reales que parezcan…

Me despido ahora, desde mi humilde habitación en una residencia a las afueras de Tokyo siendo las 2:11 a.m, viendo la maleta explotar por momentos, sintiendo sus contracciones… esperando que todo lo que he aprendido aquí pueda ponerlo en marcha allí, o simplemente que me haya servido de algo. Desde aquél incidente con la maleta, pasando por todas las personas que he conocido a las que siempre recordaré, el apoyo de mi gente (a la que quiero muchisisisimo), mi cumpleaños, las clases de Español, el “Kit Kat” de limón, el programa de la televisión japonesa NHK “Sabor de España” (la de risas, lo que hemos aprendido), los miniterremotos, el raamen, los españoles que han pasado por aquí, las cigarras, el interrail japonés, la tortilla de patata, un tifón, el bar “Simpática“, los blogs desde Japón, la humedad, la visita de mi padre…

Todo ha tenido un sentido. Todo ha hecho que este viaje haya sido inolvidable.

Hasta siempre (y no olvides ponerte el despertador…)

Me da que hoy no duermo

Mañana, a las 23 en casa…

Offtopic

Common  

Después de un tiempo por estos lares y vivir como uno más, rodeado de nipones, ni pongo ni dejo de quitar una serie de curiosidades que me vienen a la cabeza en este momento, conclusiones varias medioatadas o no: (ésta es sólamente una pequeña porción de realidad)

que no se tome cómo verdad absoluta, sino cómo lo que es, cómo un topicazo

que no se tome cómo información relevante, es una lista más, sin más…. Depués de venderlo la mar de bien, ¡coooomenzamos!:

1. Aquí la mayor parte de las cosas tienen un toque infantil, no sé porqué, dibujitos por todas partes, manualidades colgando del techo de bancos y oficinas de correo. ¿A qué huele Japón? A parvulario cómo mínimo…

2. Las canciones en supermecados y convinis son muy moviditas. Suelen sonar todo el tiempo mientras paseas con tu carrito entre las secciones de un Seven&holdings, y acabas aprendiéndotelas (yo las tarareo); todavía no he logrado entenderla pero debe ser algo así de subliminal cómo:” Compla, compla, es tiempo de complal, sé felis, mila que flesco todo, es la mejol desisión” porque empiezo a comprar cosas innecesarias y cómo que algo ajeno a mí me dice: “Mira que zanahoria más bonica, que pinta tiene, llévatela, pero no sin antes probar nuestro 2×1…”

3. Todo lo imaginable tiene ojos y boca. Todo. La publicidad y la cartelería nipona basa sus anuncios en productos con cara que cantan canciones propias muy rápidas. Un ejemplo son los productos de limpieza, las marcas de refresco, que aún podrías decir que es algo normal… De repente en medio del anuncio ese limpiacristales empieza a cantar una canción suya y sus ojos entornados y redondos solicitan la atención precisa. Acto después una legión de parpadeos de luz brotan del muñeco en cuestión y se transforma en un cristal limpio resplandeciente o un jarrón reluciente, etc… así son ellos, tan naturales (No hagan la prueba en casa) Tranquilo, tranquilo, a no ser que mi casa sea la mansión de La bestia en “La Bella y la Bestia” y tenga de candelabro a Lumière y a Ding Dong como reloj de pie.

4. Las mascotas son de lo más normal. Si tu establecimiento no tiene una, no eres nadie, nadie, que lo sepas. Los propietarios acaban poniendo sus bichos de colores en la puerta a modo de reclamo; así pues la policía tiene algo así como un ratón volador, por ejemplo. Increíble. ¿Qué esperan atrapar con eso? Cómo mucho me viene a la cabeza, algo así como la versión nipona de Speedy González con el porte del ratón amigo de Dumbo. Todo un ejemplo a seguir amiguitos…

5. El vintage se lleva y mucho, eso lo sabemos… pero aquí llega a cotas insospechadas; las jóvenes parecen auténticas agüelas de diecisiete años; a mi me encanta, y por ejemplo hay tiendas exclusivas de ropa antigua y de complementos: camafeos, imperdibles, diademas, delantales y guías para conseguir ese look que llevaba tu preprogenitora en sus años mozos… ¡si hasta llevan ese moñito redondito a lo Doctora Queen! Qué me gusta…

6. El móvil es el eje fundamental de un japonés medio. Su vida es su móvil, (joder yo no paro de hablar por el movil, ¿también soy raro?) No, no eres raro, ellos siempre te superarán, consuélate con eso…

7. En la casi totalidad de los establecimientos ofrecen agua nada más sentarte a la mesa, muy cordiales, sí…hasta que acabé descubriéndolo. Yo me la bebía como si tal cosa, así con hielitos entra muy bien, hasta que la ví, a la camarera… “rellenar la jarra con AGUA DEL GRIFO” Sigo bebiéndola, me da lo mismo….

“Toma bebe” Que sí, que sí, que ahora voy…

Creo que han sido muchas experiencias juntas para relatarlas en un post, pero aquí hay varias, no sé si las más importantes o no, pero las que van asociadas a un recuerdo muy entrañable…

Gracias a todas esas personas que me han hecho sentir como en casa, y a los de casa, que han viajado conmigo siempre, cosa que sin su apoyo no hubiera resultado lo mismo.

Nos queda poquito…

Momentum

Changes 

Alejandra Chaverri ©

Mañana puede ser un gran día. O no. Mañana empiezo las clases de Español… y no he estudiado nada, madre mía si es que soy lo peor…. No me he vuelto loco, que no, Japonés en todo caso. Pero sí tengo una nueva clase con: “MIS alumnos…” (soy profe) y es que soy nuevo en esto; nuevo porque nunca en mi vida he dado clase; porque si no llega a ser que estoy aquí, (y necesito yenar mi cartera) ni me lo planteo; por que tengo pánico a cagarla, que no se me note primerizo, que tenga todo claro, que me haga entender, que se hagan los entendidos, que lo asimilen todo rapidito, sin muchas preguntas please

“Oye, que llenar es con “ll”, que sí, que sí… ¡Concentración!

Ni cabe decir que son Japoneses, dos grupos de tres personas, uno más begginer, otro más advanced. Ambos grupos son post: postuniversitarias y pos, tercera edad con muchas ganas de apostillar todo, que ya los ví cuando me los presentaron hace unos días. Por lo que a mi respecta, tendré una forma de hablar correctísima, exquisita “que ya sé que no es pos, que es pues”. Gambatte

Y cómo no, desear a Á que tenga mucha suerte mañana en la exposición de su proyecto de Fin de carrera, que le va a salir, aparte de muy bien, genial. Te lo sabes, lo sabes. Paradojas de la vida; cada uno a lo suyo, yo a enseñar, tu a exponer, que nervios…

Sensei, que me sé la lección de pé a pá, que ya me puede preguntar lo que quiera…

K.O

Dear X,

Japanese Letter

Quiero mandar una postal a todos aquellos que se encuentren lejos de mí, de aquí, allí. Sigo escribiendo…

“Una tarjeta para saludar durante los días de calor, un puntapié a las nuevas tecnologías”

Hoy me he levantado con la idea de escribir una postal a todos aquellos que estuvieron cerca de mí antes de irme, a los que quiero, en señal que me acuerdo de ellos, y que por tanto, les hecho muuucho de menos. Espero que os lleguen pronto. Por cierto, sigo esperando direcciones.

Sincerely                                                                                                                                                       J. in Tokyo

See you

Lágrima 

La emoción es un impulso que nace cuando sentimos la necesidad de demostrar a la otra persona que realmente la apreciamos. Este ha sido un fin de semana intenso, emocionante, donde la palabra despedida sonaba más a “hasta luego”.

Mil gracias a todas aquellas personas que me han hecho sentir la persona más feliz del mundo, compartiendo los últimos días en España. Mañana ya dejaré estas tierras para volar a otras lejanas.

Hoy he dejado Valencia y he pasado el día en Madrid, mañana volaré temprano hacia Londres para más tarde viajar durante todo el día y toda la noche hasta la mañana del jueves, cuando por fin aterrize.

Nos vemos pronto, mientras tanto, que vuestros sueños y deseos se os cumplan al igual que a mi…

If I See You In My Dreams

Imagining

Melancolá 

Cuando me planteé la idea de cruzar medio mundo para alcanzar ese sueño, nunca me imaginaría que me costaría tanto desprenderme de lo que en unos meses había logrado.

Estoy convencido del paso que voy a dar, pero creo que hace un año, tan sólo, lo estaba más… Y es que de nada va a servir que ahora diga lo contrario por que sé que será excitante, divertido, inolvidable, pero también me acostaré muchas noches pensando, recordando, llorando, amando.

Sé que en tres días salgo de aquí, y que en nada estaré en una tierra diferente y extraña, pero en la que aprenderé a encontrame conmigo mismo.

Me acerco